10 consejos sobre cómo reparar un mouse dañado sin gastar un euro

10 consejos sobre cómo reparar un mouse dañado sin gastar nada

El uso del mouse o ratón es prácticamente indispensable para el uso del ordenador, siendo un elemento necesario para la mayoría de los PCs. Cuando deja de funcionar, la mayoría de gente lo tiramos a la basura sin más. Sin embargo, a veces es posible arreglarlo. A continuación verás algunos consejos sobre cómo detectar que problema tiene y como solucionarlo.

Probablemente nos ha pasado a todos alguna vez, vas a realizar alguna tarea con el ordenador, cuando de repente notas que el ratón no está funcionando o responde mal. A veces el cursor no es tan fluido como solía y va a trompicones en la pantalla. A veces la luz del sensor en la parte inferior está apagada y no funciona.

10 consejos sobre cómo reparar un mouse dañado sin gastar nada

10 consejos sobre cómo reparar un mouse dañado sin gastar nada

El funcionamiento de los ordenadores a través del ratón fue una de las causas del éxito de las interfaces gráficas actuales, como Windows o macOS. Hasta el día de hoy, el mouse es, junto con el teclado, el dispositivo más importante para controlar nuestro ordenador. Estos, al ser llevados para abajo y arriba continuamente sufren más desgaste que otros componentes y dispositivos de nuestro entorno.

Cambiar de puerto USB

Es un consejo simple y puede parecer evidente, pero en muchos casos el problema viene del puerto USB y no del ratón en si. El puerto USB puede tener problemas de conectividad y esto influye en la funcionalidad del mouse.

Conecte el mouse directamente al puerto USB

Si estás utilizando un hub USB externo, puede que haya un problema con este y no con el mouse o el puerto USB. Conecta el mouse directamente a la computadora para ver si el problema se resuelve.

Superficie inadecuada

A veces, hay superfícies en las que los ratones les cuesta más leer el reflejo del laser. Prueba otras superfícies por si el problema viene de la mesa donde lo estás usando o por el contrario es algún problema con el mismo mouse.

Reinicia la computadora

Cuando reiniciamos, el sistema operativo puede reconocer la conectividad del mouse de nuevo y puede ser que si este tenía algun fallo se haya arreglado. Como decimos entre los informáticos, ante cualquier problema, reinicia el ordenador.

Cable del ratón

Verifica que el cable del mouse no tenga ningun daño. Dependiendo de la situación, simplemente desenrollar los cables e intentar conectarse de nuevo es suficiente para mejorar el uso del mouse.

Problemas con el receptor o la batería baja

Con el avance de la tecnología, muchos dispositivos han sido reemplazados por su versión inalámbrica, equipos que no requieren cables para su uso. Su comodidad al olvidarnos los hace fáciles para quienes trabajan o juegan. Sin embargo, para funcionar, estos ratones necesitan baterías o pilas. Si el mouse se bloquea o se atasca en la pantalla, asegúrate de que la batería esté cargada.

Actualizar el controlador

Visita el sitio web del fabricante para obtener actualizaciones de controladores/drivers disponibles o utiliza una herramienta automatizada que te busque el hardware y te actualice los drivers correspondientes. Si el mouse no hace algo que el fabricante especifica (desplazamiento lateral a lado, por ejemplo), ves a su página web y descarga e instala el controlador oficial.

Bluetooth no conectado

Si estás utilizando un mouse Bluetooth, asegúrate de que está conectado correctamente. Conectar un mouse Bluetooth no siempre es fácil y no es raro que los dispositivos Bluetooth «pierdan» la conexión o que se tengan que reconfigurar de nuevo.

Reasignar los botones

Si se han cambiado los botones del mouse, o la rueda va al revés de como debería, probablemente hay un problema de controlador o software. Si ya instalaste el controlador correcto, verifica el apartado ratón en el Panel de control para ver si se han cambiado las funciones de los botones del mouse.

Virus

Los virus también pueden hacer que el mouse no funcione correctamente. Utilice un antivirus de calidad para escanear todo el sistema operativo. También verifique ciertas configuraciones de software que pueden cambiar y hacer que el mouse se cambie.

Si ninguna de las opciones funciona, busque ayuda de un profesional.

Leave a Reply