3 consejos para reparar la placa base de tu ordenador

3 consejos para resolver problemas en la placa base de su PC

Las placas base o «motherboards» a veces no funcionan por razones extrañas. En la mayoría de casos, los problemas de la placa base están relacionados con el usuario. Con la excepción de un daño permanente, la mayoría de los escenarios en los que la placa base no funciona se pueden revertir con tres simples consejos.

Razones por las que una placa base puede fallar

A continuación se muestran algunas de las razones comunes por las que una placa base puede dejar de funcionar:

  • Calentamiento excesivo
  • Demasiado polvo en el hardware
  • Fumar
  • Caída accidental
  • Sobretensiones o voltaje inestable

Herramientas para encontrar problemas

  • Comprobador de placa base:  pueden proporcionar códigos de error si la placa base está defectuosa. 
  • Altavoz de PC:  si no tienes un altavoz en la caja de tu PC, se puede conectar directamente a la placa base y proporcionar códigos de error «bip».
  • Jumpers:  Un jumper es un pequeño conector que se pone en un sitio concreto de la placa, esto hace que se borre la memoria CMOS reseteando la placa base a sus valores de fábrica.
  • Superficie no conductora:  algunos constructores utilizan cartón. Siempre que la superficie no sea conductora, las cosas deberían funcionar bien. 
    Nota : El embalaje antiestático es conductor. No coloques tu placa base encima. 

Proceso de resolución de problemas

La resolución de problemas de una placa base no requiere mucho trabajo. Solo asegúrate de que los componentes estén colocados correctamente. Luego, verifica la BIOS/UEFI (entorno de prearranque) para ver si hay errores. Por último, comprueba que la placa base no esté defectuosa.

1: Revisión de cables

La mayoría de los ordenadores que no pueden arrancar tienen cables sueltos o componentes instalados incorrectamente. Verifica estos cuatro componentes en busca de problemas:

  • Memoria RAM
  • Fuente de alimentación
  • UPC
  • Placa madre

Los ordenadores más nuevos integran una GPU (tarjeta gráfica) en la placa base o la CPU. Al arrancar con una versión reducida de componentes, podemos descartar errores.

Desconecta todos los componentes que puedas antes de arrancar el ordenador. Desenchufa todos los teclados, monitores, dispositivos USB e incluso discos duros y componentes internos. Alternativamente, puedes conectar un altavoz al puerto de altavoz de la placa base. Esto te permitirá escuchar los códigos de error «bip», que puedes consultar en la web del fabricante para saber que errores tiene la placa.

Si la computadora no se enciende, puede ser debido a que uno o más de los componentes mencionados anteriormente están fallando o mal conectados.

2: Inspeccion de daño físico

Como la mayoría de los sistemas, las placas base constan de varios subsistemas, que son muy frágiles. Presta mucha atención a los signos de daño físico, en particular, verifica si hay signos de deformación en los condensadores. Comprueba también si hay arañazos en los circuitos integrados de la placa base. Presta atención a las señales de puertos SATA dañados o desalineados si tienes problemas con el disco duro.

Ten en cuenta que si experimentas problemas con el disco duro, todos los subsistemas relacionados con este, incluidos puertos y cables SATA, pueden ser los causantes. Sin embargo, si identificas un daño físico, las posibilidades de que el problema esté ahí son altas.

Los condensadores de la placa base pueden seguir suministrando corriente, incluso después de retirar la batería del CMOS. Pero, ¿por qué la placa base necesita una batería CMOS? La memoria dentro de la placa base requiere un flujo constante de electricidad para recordar la configuración y no perderla entre apagados. A veces, estas configuraciones hacen que el arranque falle, en este caso es una buena idea reiniciar la placa base.

3: reiniciando la placa base

El problema puede ser el software interno de la placa base. Hay tres formas diferentes de restablecer la placa base si no puedes arrancar y entrar a la BIOS/UEFI. 

  • Primero, extrae la batería CMOS de la placa base. 
  • En segundo lugar, espera y déjalo reposar durante diez minutos. 
  • En tercer lugar, realiza un «reinicio profundo» aplicando un puente, quitando la batería del CMOS y esperando durante la noche.
  • Reinicio con jumper:  el método de reinicio con jumper simplemente requiere que se aplique un cortocircuito al conector de dos o tres pines especialmente diseñado para esto en la placa base. Una vez ubicado, simplemente conecta un jumper suavemente sobre los dos pines y déjalo durante diez minutos. Asegúrate de estar desconectado de la fuente de alimentación cuando lo hagas.
  • Deep Reset:  este método soluciona casi cualquier problema que sea de relacionado con la BIOS. Simplemente saca la pila y coloca con cuidado el jumper sobre la parte designada en la placa base. Luego, dejálo durante unas cuantas horas para que no quede duda que se ha reseteado.

Aún no funciona ¿Que más puede haber?

Si después de realizar todos los pasos anteriores, aún tienes problemas, ten en cuenta lo siguiente:

  • Descarga electrostática: No utilizar el equipo de protección adecuado o, realizar un procedimiento inadecuado, puede provocar un fenómeno conocido como «descarga electrostática». La descarga eléctrica del toque de componentes electrónicos sensibles puede haber dañado los microcontroladores de la placa base o subcomponentes.
  • Pines de CPU doblados: a veces, los fabricantes pueden enviar placas base con pines doblados. La mayoría de las veces se pueden volver a desdoblar, pero siempre existe el riesgo de romperlos.
  • Placa  –  madre con deformaciones : Apretar los tornillos que aseguran la placa base a la carcasa puede hacer que la placa se doble, lo que puede ser irreparable. Aprétalos hasta que sientas una ligera resistencia y no más.
  • RAM instalada incorrectamente : la RAM instalada incorrectamente hará que el sistema no funcione.

Conclusión

La solución de los problemas de la placa base requiere solo tres pasos básicos: primero, verifica que la placa no tenga daños físicos. En segundo lugar, comprueba que los cables estén conectados correctamente. En tercer lugar, restablece la BIOS/UEFI. 

Si bien factores adicionales pueden complicar un proceso de solución de problemas, como daños por ESD, estos tres pasos básicos deberían resolver la mayoría de problemas con una placa base. 

Leave a Reply