12 razones para migrar de Windows a Linux

12 razones para migrar de Windows a Linux

Windows 10 ya lleva un tiempo en el mercado y muchos de los nuevos ordenadores ya vienen con este instalado de serie. Aunque es verdad que Windows 10 ha mejorado mucho respeto a Windows 8 o Windows 8.1 y, que como sistema operativo, es bueno. Por ejemplo permite ejecutar comandos de Linux BASH, los espacios de trabajo virtuales, donde puedes ejecutar aplicaciones en diferentes escritorios,… Sin embargo, en este artículo te explicaremos una buena lista de razones por las que deberías elegir usar Linux en lugar de Windows 10.

12 razones para migrar de Windows a Linux

1. Windows 10 es lento en ordenadores viejos

Si estás utilizando Windows XP, Vista o Windows 7 en un PC antiguo, es probable que sea porque el ordenador no sea lo suficientemente potente para ejecutar Windows 8 o Windows 10.

Si este es tu caso, tienes dos opciones: comprar un PC nuevo con Windows 10 o migrar a Linux.

Aunque hay muchas distribuciones de Linux que tienen un consumo elevado de recursos, las hay que proporcionan un aumento considerable del rendimiento, ya que sus entornos de escritorio son reducidos. Un ejemplo lo podemos encontrar con la distribución Puppy Linux

Para hardware más nuevo y que no necesitemos una distribución ligera, puedes probar Linux Mint con Cinnamon Desktop Environment o Ubuntu. Para hardware con 4 años o más de antiguedad, también puedes probar Linux Mint, pero usando el escritorio MATE o XFCE, que ofrece una interfaz más ligera.

Para hardware muy antiguo, recomendamos por AntiX o Q4OS.

2. Interfaz de usuario de Windows 10

Empezar a usar un sistema operativo nuevo puede ser desconcertante al inicio, especialmente si la interfaz de usuario es muy diferente.

Sin embargo, si, incluso después de un tiempo, te cuesta familiarizarte con la interfaz de Windows 10, es posible que prefieras una interfaz un poco más parecida a Windows 7.

Linux Mint ofrece un aspecto moderno, pero con menús y barras de herramientas que funcionan de manera similar a Windowd 7, utilizar Linux Mint no es más difícil que actualizar un Windows 7 a Windows 10.

3. Tamaño de descarga de Windows 10

Si estás utilizando Windows 7 o incluso Windows 8 y estás pensando en actualizar a Windows 10, seguro que has visto que el fichero de descarga de Windows 10 es muy pesado.

¿Tienes un límite de descarga con tu proveedor de internet? La mayoría de las distribuciones de Linux se pueden descargar en menos de 2 gigabytes, y si aún es demasiado, algunas se pueden instalar descargando solo unos 600 megabytes. Hay algunas versiones de Linux incluso más pequeñas que eso.

Puedes comprar Windows 10 en CD, pero te costará una buena cantidad de dinero.

4. Linux es gratis

La actualización gratuita ofrecida por Microsoft hace unos años terminó, lo que significa que ahora tienes que pagar.

Muchos fabricantes venden ordenadores con Windows 10 instalado, pero si no estás satisfecho con el actual, la única forma de obtener un nuevo sistema operativo es pagar por la última versión de Windows o descargar e instalar Linux de forma gratuita.

Linux tiene todas las características que puedas necesitar en un sistema operativo y es totalmente compatible con todo el hardware.

Ten en cuenta que la gran mayoría de servidores de grandes empresas, hoy en día corren con Linux. Si Linux es más bueno para estas empresas de tecnología, definitivamente será lo suficientemente bueno para un ordenador doméstico.

5. Linux tiene muchas más aplicaciones gratuitas

Windows tiene algunas herramientas que solo funcionan con su sistema operativo, como Microsoft Office y Visual Studio, esto hace que algunas personas les cueste pasar a Linux.

Sin embargo, es posible ejecutar Microsoft Office en Linux, usando software de virtualización o usando versiones en línea. También la gran mayoría de programas tienen su equivalente en Linux, como por ejemplo el archiconocido Libreoffice

Linux tiene un gran conjunto de aplicaciones que, para la mayoría de las personas, proporcionan todas las funcionalidades que se pueden necesitar. Por ejemplo, el reproductor de audio Rhythmbox es mejor que todo lo que ofrece Windows, VLC es un excelente reproductor de vídeo, el navegador Chrome está disponible para Linux, Evolution es un excelente software de correo electrónico y GIMP es un muy buen editor de imágenes, casi al nivel de Photoshop .

6. Seguridad

Aunque en la actualidad ningún sistema operativo está libre de riesgos, el hecho es que Windows, al ser un sistema operativo usado por la gran mayoría, es el objetivo principal para los desarrolladores de virus y malware.

Este hecho hace que debas instalar un antivirus y firewall, que consume memoria, CPU y ancho de banda para las actualizaciones.

En el caso de Linux, lo único que necesitas es ser inteligente y mantener los repositorios de software al día. Linux, por la forma en que ha sido diseñado, es mucho más seguro que Windows y prácticamente inmune a los virus.

7. Rápidez

Linux, incluso las distribuciones con más efectos y funcionalidades de escritorio, se ejecuta más rápido que Windows 8.1 y Windows 10.

Los usuarios son cada vez menos dependientes del software y más dependientes de la web. Esto hace que cada vez dependamos menos de programas que están hechos exclusivamente para Windows. Solo tenemos que entrar a través de web y podremos ejecutar cualquier cosa desde cualquier plataforma.

8. Privacidad

La política de privacidad de Windows 10 ha sido bastante atacada durante los últimos años.

Por poner algunos ejemplos, el sistema de control por voz: Cortana, aprende sobre tu forma de hablar y mejora, al coste de enviar datos de uso a Microsoft. Estos datos se usan para mejorar la forma en que funciona Cortana y para mandarte anuncios personalizados.

La mayoría de distribuciones de Linux no recopilan tus datos.

9. Fiabilidad

Windows no es tan fiable ni robusto como Linux. ¿Cuántas veces, como usuario de Windows, has tenido que cerrar un programa a través del administrador de tareas y no ha habido forma de que se cerrara?

En Linux, cada aplicación es autónoma y se puede cerrar fácilmente con el comando kill.

10. Actualizaciones

¿Cuantas veces te ha pasado que tienes prisa para utilizar el ordenador y te sale este mensaje?

«Instalación de la actualización 1 para 356»

Esta es una de las cosas que más molestan de Windows, y aún peor es el hecho de que Windows elige cuándo instalar las actualizaciones y te fuerza a reiniciar el ordenador.

Como usuario, deberías poder escoger cuándo instalar actualizaciones, sin ser forzado.

Otra desventaja es que normalmente es necesario reiniciar Windows para instalar muchas actualizaciones que no afectan el núcleo del sistema operativo.

En los sistemas operativos basados en Linux también existen las actualizaciones, pero en Linux puedes elegir cuándo se aplicarán, estas son mucho más ligeras y, en la mayoría de los casos, se pueden aplicar sin reiniciar el sistema operativo.

11. Variedad y personalización

Las distribuciones de Linux son muy personalizables y configurables. Puedes cambiar completamente la apariencia y ajustar casi todo, para que lo tengas exactamente como lo deseas, una configuración diferente para cada necesidad.

Windows tiene un conjunto limitado de configuraciones disponibles, pero Linux te permite cambiarlo absolutamente todo, eso sí, a veces es probable que necesites algo de conocimientos avanzados.

12. Soporte

Aunque Microsoft tiene buen soporte al cliente, esto no siempre es suficiente. El hecho de que Linux sea un sistema operativo abierto, hace que podamos encontrar mucha más información a través de foros y demás.

La diferencia entre uno y el otro es que en el caso de Microsoft tendrás que contactar con un soporte técnico a través del teléfono y con Linux puedes tener la solución a una búsqueda de Google, ¿fácil no?

Leave a Reply